Climate Week: la gente trasciende a sus representantes

Hace un año salimos a encuestar a un grupo de más de 100 personas al Parque de la Exposición como parte de la preparación de lo que este año se convirtió en el F3ST – Primer Festival de Sostenibilidad de Perú 2021. Entre las preguntas que hacíamos estaba una que sonaba un tanto futurista: si existiera en otro país del mundo un festival en donde se presentan las buenas cosas que suceden, ¿cómo te lo imaginarias? Las respuestas volaban en ideas, pero cuándo les preguntábamos cómo se imaginarían ese mismo espacio en Perú, el común denominador era que ninguno creía que había cosas interesantes o buenas que mostrar.

Hoy, un año después, sin saber en aquel momento de la existencia de este espacio, participé del “Climate Week” de Nueva York. Una semana llena de eventos relacionados a una problemática que nos afecta (aunque en distintas proporciones) a absolutamente todos: el cambio climático. No es ninguna casualidad que mientras distintas personas y organizaciones de diversos países se reunían para conversar del tema, la naturaleza nos recordada nuestra propia vulnerabilidad con un terremoto en México y el huracán María que devastó Puerto Rico.

Durante toda esta semana, Nueva York recibió las acciones del mundo frente al cambio climático: decisiones de políticas de gobiernos que ya han adoptado la ambiciosa meta de ser países carbono neutro; empresas que redefinen su concepto de éxito para crear modelos de negocios sostenibles acercándose a acciones concretas, como el creciente uso de energías renovables; soluciones de emprendedores que, desde su cancha, diseñan ideas que buscan escalar hacia un mayor impacto como los “Green Schools” 1 ; medios de comunicación que se suman con campañas para crear una mayor conciencia sobre el tema y la academia que desarrolla investigaciones que demuestran nuestro estado actual y los terribles efectos de quedarnos cruzados de manos. Finalmente, la semana cerró con el “Global Citizen Festival” un evento que reúne a miles de personas en el Central Park para divertirse escuchando a grandes bandas como Green Day, Stevie Wonder, The Killers entre otros, pero sobre todo convertir la toma de conciencia en acciones reales en torno a los grandes problemas alrededor del mundo: los desastres naturales, el abuso a mujeres y niñas, el escaso acceso al agua, la educación, la nutrición y la salud.

Para nosotros desde Perú 2021 fue importante tener una presencia en el Climate Week porque creemos fuertemente en el poder de trabajar con los distintos actores que conviven en nuestra sociedad: gobierno, empresas, emprendimientos sociales y ambientales, medios de comunicación y la academia, pero sobre todo con las personas que están dentro de estas organizaciones. Estados Unidos tiene hoy un presidente escéptico al cambio climático, quien rechazó abiertamente el cumplimiento del Acuerdo de París.2 A pesar de eso, esta experiencia demuestra que su gente trasciende a sus gobernantes. Y es que el cambio climático es un desafío mundial que se trata de abordar con metas de largo plazo teniendo gobiernos de corto plazo. Entonces es ahí donde la convicción en la responsabilidad de cada ser humano que habita este planeta toma mucha relevancia. Definitivamente tomar acciones y medir sus resultados es sumamente importante. Sin embargo, empezar por poner el tema como centro de conversación y de debate en todos los espacios de la sociedad, es indispensable.

Por Mónica Morriberón, Directora de Alianzas para el Desarrollo Sostenible de Perú 2021


1 Los Green Schools son colegios donde lo directores se preocupan por contar con una infraestructura amigable al entorno en el que se desenvuelven, profesores que alinean acciones ambientales a la currícula ya existente para enseñar nuevos hábitos a sus estudiantes y donde los mismos estudiantes se organizan en clubes verdes para organizar actividades que los acerquen a los desafíos ambientales de sus comunidades.
2 El Acuerdo de París establece medidas para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero con el fin de mantener el aumento de la temperatura media mundial por debajo de 2 °C con respecto a los niveles reindustriales. Si bien EE.UU firmó el acuerdo, el presidente Trump dice “we’re getting out”.